El 8 de marzo de cada año la Iglesia Católica celebra la Fiesta de San Juan de Dios, Fundador de la Comunidad de Hermanos Hospitalarios. El Santo nació y falleció un 8 de marzo, es Patrono de los que trabajan en hospitales y de los que propagan libros religiosos.

Cuando San Juan de Dios sintió que le llegaba la muerte, se arrodilló y exclamó: “Jesús, Jesús, en tus manos me encomiendo”, y en ese momento falleció.

El Santo dirigió un hospital para los pobres, en donde trabajó incansablemente por diez años. Estaba en constantes ayunos y se trasnochaba ocupándose de los enfermos, sus continuos resfriados perjudicó su salud.

Resultado de imagen para Festividad de San Juan de Dios

En una ocasión, su hospital se incendió y sin dudarlo San Juan de Dios entró varias veces a rescatar a los pacientes, cuando pasaba en medio de las llamas no sufrió ninguna quemaduras, logrando salvar la vida de todos los pobres a quienes se dedicaba con tanto amor.

Actualmente los religiosos Hospitalarios de San Juan de Dios se dedican al cuidado de los enfermos en sus cientos de casas ubicadas en diferentes partes del mundo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Un Paso Mas * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.